- Modos de Ver | Nro 4 | 24 noviembre, 2015

Un cuarteto de esta galaxia

Es un viernes por la noche en plena capital de Buenos Aires, con un clima muy veraniego y un vientito refrescante. En el teatro Xirgu Espacio Untref se puede disfrutar de una noche de música, además de la arquitectura y pinturas que brinda el edificio. Tres violines y un cello sentados en el escenario sobre una alfombra y unos almohadoncitos hindúes tocan un mix de melodías que te transportan a otra dimensión. La idea es recibir a las personas de esta manera para ir entrando en sintonía.

- Modos de Ver | Nro 4 | 24 noviembre, 2015

Tocar en orquesta

¿Hasta qué punto un grupo de partículas individuales puede constituir una unidad tan mágica como una pieza de música clásica? Estas partículas son los músicos, coordinadas por un director en pos de crear algo irrepetible, exquisito y plausiblemente cautivante. Tocar en orquesta es una experiencia muy diferente a todas las que el ser humano pueda vivir. Los detalles de una fugaz sensación musical en esta nota.

- Viajar y Disfrutar | Nro 4 | 16 noviembre, 2015

Un encuentro con la naturaleza

Con un microclima muy especial, numerosos ríos, vertientes y cascadas, actividades de montaña, culturales y espirituales, así es como se describe a la localidad de los Hornillos y nos invita a descansar y conectarnos con nosotros mismos. Caracterizada por su cercanía al Valle de Traslasierra, en en el medio de este valle se encuentra la Hostería Rural Monte Bérico, […]

- Vida y Comida | Nro 4 | 12 noviembre, 2015

Un chef todo terreno

Son las cinco y media de la tarde de un jueves soleado; Diego García Tedesco está sentado en el balcón de las oficinas de Rent a Chef, la empresa de catering que tiene hace casi dieciocho años en el bajo de San Isidro. Entre relajado y apurado, da una pitada al cigarrillo que tiene entre sus dedos y observa el […]

- Modos de Ver | Nro 4 | 22 octubre, 2015

Yuyos medicinales

Es un sábado de sol y a pesar de ser invierno hay una linda temperatura de 20 grados, toco el timbre y me atiende Wiñay, en nuestro idioma Valeria. Ella proviene de las sierras de Córdoba y tiene cincuenta años. Al saludarla por primera vez siento una buena energía, me contagia al instante. Al ingresar recorremos un pasillo largo que desemboca en un hermoso jardín decorado con artesanías rupestres. En el centro hay un fogón con tronquitos, en ese momento llegan los demás integrantes, nos sentamos alrededor del fogón y nos descalzamos para sentir el pasto fresco. Nos preparamos para darle comienzo a la runa.