IMG_3625
- Viajar y Disfrutar | Nro 8 | 8 junio, 2017

De paisajes y pinturas

Entre viajes y murales, el artista plástico Francisco Castagnola comenzó haciendo graffiti a los catorce años en España y ahora en Argentina se dedica al arte, la recreación y el tiempo libre.

Francisco Castagnola (alias Naek) participó en mayo de Puertas Abiertas en donde expuso una de sus obras en Ott Educación Superior: diez máscaras de cerámica moldeadas y pintadas a mano que representan diferentes posturas que adoptan las personas ante distintas situaciones de la vida.

Francisco Castagnola define su arte como algo “absolutamente cambiante”, producto de su personalidad, esa que lo llevó a recorrer América Latina trabajando con los murales y el arte urbano como sustento de su viaje. Sus estudios en diseño industrial le brindaron conocimientos de nuevos materiales y técnicas que actualmente incorpora en cada una de sus obras. Esa inquietud lo llevó a estudiar Turismo Aventura para continuar recorriendo el mundo, siempre de la mano del arte y la aventura.

¿Cómo pasaste de hacer graffiti a dedicarte al arte?

Empecé a pintar graffiti cuando era adolescente en 2004 como una revelación contra el sistema aunque también era la moda en ese momento para los rebeldes. Pasó a ser arte casi sin quererlo: en ese momento yo vivía en España y cuando volví hace seis años, un amigo me convocó para pintar un mural en vivo en un evento de skate que hacían en Gualeguay. Me pagaron los materiales, el viaje y la estadía y ahí me di cuenta que había pegado un salto y que se puede vivir de esto.

¿Cómo describirías tu arte?

Mi arte es absolutamente cambiante aunque hay personas que encuentran rasgos similares entre mis obras. Siempre busqué un estilo personal pero en esa búsqueda también voy cambiando y va pasando por etapas. Recién el año pasado arme mi primera colección de pintura, ya que antes se me hacia difícil mantener una linea constante y no regalar mis trabajos, tiene un estilo que venía trabajando en los murales, un fondo abstracto y un dibujo en línea muy técnico encima. Y en la obra que presenté en Ott hice unas máscaras cerámicas con un toque más realista.

¿Cómo combinás tu amor por el arte con los viajes?

Arranqué a principios de 2015 con un viaje que comenzó por Colombia, pasando por Ecuador, Perú , Bolivia y después me quedé un tiempo en Puerto Madryn, para terminar unos meses en España. Durante todo el viaje viví de mi arte, comenzó con simples trueques por comida u hospedaje y a lo largo del camino fue evolucionando el método de pago y la calidad de la obra. Terminé en los mejores hostels para ofrecerles un mural a cambio de hospedaje con desayuno y comida por un determinado tiempo y en paralelo pintaba algún local, bar, restaurante para conseguir dinero. Trabajaba en las grandes ciudades y me iba a descansar a un lugar más tranquilo. Actualmente estoy estudiando Turismo Aventura porque me encanta viajar y desde los 18 años que trabajo en turismo estudiantil como Recreólogo. Siempre voy por el mismo camino: docencia, turismo y arte.

¿Qué tipos de murales hacés?

Cuando pinto por mi cuenta, pinto en la calle en algún lugar deteriorado o abandonado, la obra es muy variante, puede ir desde letras, abstracto hasta realismo, hoy en día me gusta improvisar bastante. Hago muchos murales a pedido y en ese caso utilizo un boceto previo. Los materiales que uso hoy en día son todos los que pueda, me gusta combinar varios materiales a la hora de pintar: uso látex, esmalte sintético, esmalte al agua, aerosol… me gusta jugar con los contrastes de mate y brillante y las texturas.

¿Qué pensás que puede aportar tu mirada sobre el arte?

A mí lo que me gusta del arte urbano es poder aprovechar el espacio público para que el arte llegue a todos lados, que no haga falta ser un erudito, estudioso o un entendido del arte para tener acceso a ese espacio. Me gusta esta cuestión que tiene el arte callejero, ya sea la pintura, la música, los malabares o las artes escénicas, que uno a veces esta caminando por la calle encerrado en sus pensamientos sin darse cuenta del presente y de pronto te interpela. Ni hablar cuando te roba una sonrisa o un momento de contemplación ¡y admiración! Está bueno que haya una galería a puertas abiertas para que todo el mundo se empape de arte.

IMG_3627

Dejá un comentario