Foto Smartdrink
- Vida y Comida | Nro 04 | 22 octubre, 2015

El futuro en cápsulas

Para aquellos que creían que ya estaba todo inventado en materia de coctelería, estaban equivocados: SmartDrink es un invento argentino que ofrece bebidas en cápsulas.

El proyecto nació en noviembre de 2014 en manos de Patricio, Sebastián y Tomás Folatelli, tres hermanos que vieron qué otra problemática, además del café, podía resolverse mediante cápsulas. “Viví veinticinco años en Italia, en donde las máquinas de café están instaladas hace tiempo y con mis hermanos fabricamos una máquina pero con cápsulas de tragos”, cuenta el barman Patricio Folatelli y explica que la máquina no tuvo éxito por el alto costo del producto (alrededor de mil quinientos euros).

La idea actual, de un vaso coctelera en el que se le enroscan cápsulas, surgió de un viaje a Madrid en donde Patricio vio a un barman que preparaba la base de los tragos en varios vasos antes de una fiesta para agilizar el trabajo posterior. “Sustituimos la máquina con el vaso y el negocio explotó, porque comprar el vaso sale 150 pesos y es irrompible”, cuenta Patricio. El producto consiste en cápsulas que contienen las mezclas concentradas líquidas de diversos tragos, por lo que solo hay que destapar la cápsula, enroscarla en el vaso coctelera, agregar agua o soda y el trago está listo.

Si bien recientemente cerraron un convenio para llevar el producto a Chile, en Argentina Smartdrink se vende en diferentes puntos de venta que aparecen en la página web y ofrecen un kit de iniciación por 400 pesos que incluye el vaso coctelera más seis cápsulas de los diferentes sabores: vodka, durazno, naranja y arándano; vodka, maracuyá, mango y naranja; ron frutilla y limón; Fernet, cola, limón y menta; vodka, durazno y guaraná; ron, cola, gin, limón y canela.

Para el verano, Smartdrink se fusionó con la heladería Chungo y juntos proponen unos batidos que combinan helado con las bebidas en cápsulas; una propuesta que en la primer semana de lanzamiento vendió más de cien tragos. “Las unidades de negocio son muchísimas pero el tiempo de la industria es tan humano que ahora decidimos enfocarnos en el mercado doméstico e ir haciendo alianzas puntuales con otras empresas; nos movemos por pasión más que por dinero”, concluye Patricio.

Dejá un comentario