img_20161018_211111040
- Vida y Comida | Nro 7 | 7 diciembre, 2016

El trigo sarreceno

Por Clara Giglio
El trigo sarraceno es recomendado por muchos nutricionistas por ser un cereal muy completo para la salud. Una harina rica, nutritiva y apta para celíacos; la recomendamos junto a una receta de crèpes

Se viene gestando desde hace un tiempo un cambio de paradigma en la alimentación: más saludable, una comida hecha en casa y aprovechando las materias primas que la madre tierra nos provee. El trigo sarraceno es una semilla que data desde la antigüedad como alimento base, antes que el arroz, originario de China, Himalayas.
El cultivo del trigo sarraceno se ha expandido por el mundo siendo Argentina un lugar propicio para su siembra.  Es un pseudo-cereal (pariente de la quinoa), un alimento de alto contenido proteico que posee minerales, fósforo, potasio, zinc y magnesio. Rico en fibras, antioxidantes y aminoácidos esenciales para el cuerpo humano.
Al ser totalmente libre de gluten, es en un alimento apto para celíacos ya que, aunque se denomine trigo, no tiene nada que ver con el trigo que todos conocemos. Se utiliza para elaborar preparaciones tanto dulces como saladas y panificados. Ayuda a enriquecer las pre-mezclas para celíacos aportando nutrientes y fibras que éstas féculas y almidones carecen.
Proponemos una receta de crepes salados a base de harina de trigo sarraceno, totalmente libres de gluten.
Ingredientes:
100grs de harina de trigo sarraceno
25grs de premezcla apta celíacos
2 huevos
250ml de leche descremada
20grs de manteca (noisette)
1 pizca de sal
pimienta a gusto
vegetales a elección cortados en juliana
50grs de queso semiduro rallado grueso.
Procedimiento:
Para la masa
Mezclar los huevos con un poco de la leche, sal y pimienta. Batir ligeramente e incorporar de a poco la mezcla de harinas, intercalar con la leche evitando que se formen grumos.
Por último incorporar la manteca noisette (colocar la manteca en un sartén hasta que tome color y olor a avellanas).  La manteca le aporta suavidad a la masa.  Dejar reposar en la heladera durante 30 minutos.
Para el relleno
Cortar los vegetales elegidos en juliana, en este caso utilicé: zanahorias, zucchini, cebolla de verdeo y morrón rojo.  Saltear con un poco de aceite de oliva, deben quedar crujientes, sal y pimienta, reservar.
Calentar una sartén con un poco de rocio vegetal y cocinar los crèpes.  Armar cada uno con los vegetales y un poco del queso.
¡Ya están listos para disfrutar!

Dejá un comentario