2013-10-OTT-Ph Felix Busso-309
- Vida y Comida | Nro 03 | 25 septiembre, 2015

Puertas abiertas a Bocas Abiertas

Ni la lluvia, el viento y el frío pudieron frenar el inicio de la tercera edición de Bocas Abiertas, el festival gastronómico de Zona Norte que estará hasta el domingo 27 en el Centro Municipal de Exposiciones de San Isidro. 

Parecía que el mal clima iba a impedir que abrieran las pequeñas carpas blancas de los puestos, pero la buena energía hizo que deje de llover para dar la bienvenida a la tercera edición de Bocas Abiertas. La apertura del festival fue el jueves 24 a las 19 horas con una clase de cocina a cargo de Juliana López May: “este año decidí dar una clase de cocina italiana porque está relacionado con el último libro que publiqué recientemente sobre recetas que tienen que ver con ese país, con los productos de estación y la cocina casera”. Es la segunda vez que Juliana participa dando clases en Bocas Abiertas y se la vio contenta con la propuesta del evento. “Estéticamente me parece increíble, los puestos que hay, los productos y los cocineros. Creo que cada año va mejorando y creciendo”, culmina Juliana.

Con el Río de la Plata como principal espectador, los cuarenta puestos que componen la feria se organizaron en forma de círculo dejando espacio en el medio para las mesas que invitan a sentarse a comer al aire libre.
Con el Río de la Plata como principal espectador, los cuarenta puestos que componen la feria se organizaron en forma de círculo dejando espacio en el medio para las mesas que invitan a sentarse a comer al aire libre. Sándwiches, carne, pescado y pizzas son algunas de las cosas que pueden encontrarse, pero cada puesto se destaca por sí solo y uno de ellos es el de Martín Lukesch que ofrece cocina de autor. “Es una cocina de estación, donde trato siempre de que la materia prima sea la vedette del plato, con técnicas muy simples y cocciones muy cuidadas”, explica Martín y resalta que quiere desarrollar este nuevo concepto de cocina a puertas cerradas: “en la feria lo definimos como cocina de autor para que la gente se sienta identificada con algo propio del cocinero, de mi nombre”. El plato fuerte en el puesto de Martín Lukesch es el huevo de campo cocinado con cáscara a 63°, servido con papas crocantes y hongos; este plato puede conseguirse por 50 pesos. “Me gusta mucho el espíritu que genera esta feria al aire libre”, dice Martín que este año también participó en la curaduría de los puestos y los platos de Bocas Abiertas.

Lo dulce también forma parte del festival con puestos como el de Almacén Ott Gourmet donde por 40 pesos pueden degustarse pequeños budines de frambuesas, banana y coco o pistachos; para acompañar, el stand de Nespresso es una buena opción ya que ofrece una gran variedad de cafés. Luego de una recorrida por la feria, no hay que dejar de pasar por el mercado de compras que ofrece quesos, fiambres, conservas, frutas secas y vinos entre otras cosas.

El festival, organizado por el Polo Gastronómico del Bajo de San Isidro y la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de San Isidro, ofrecerá diferentes propuestas a lo largo del fin de semana. Con un clima festivo, Bocas Abiertas es el plan ideal para pasar un rato en familia compartiendo una buena comida.

11953126_953304931397523_6953136316060763157_n

1 Comentario

  • Definitely believe that which you said. Your favorite reason appeared to be on the web the simplest thing to be aware of. I say to you, I definitely get irked while people consider worries that they just do not know about. You managed to hit the nail upon the top and defined out the whole thing without having side-effects , people could take a signal. Will likely be back to get more. Thanks

Dejá un comentario