8/11/15  Carhue_Macachin.  Carreras de Galgos.
Se abren las puertas y los perros salen corriendo tras el señuelo (botella con lona adentro), y se desarrolla la carrera.
© Rodrigo Nespolo/La Nación
- Modos de Ver | Nro 7 | 12 octubre, 2016

#StopGalgueros

El proyecto de ley que prohíbe las carreras de galgos, consiguió media sanción del Senado y está siendo tratado por la Cámara de Diputados

Molder es un galgo blanco y negro, de siete años de edad rescatado en mayo de este año por la ONG Adoptá un galgo en Argentina. Su foto está publicada en el Facebook de la ONG junto a una leyenda que explica que Molder fue encontrado lastimado y golpeado y que luego de una recuperación física y emocional está preparado para que una familia lo adopte.

molder

Molder no es el primero ni el único que sufre maltrato por parte de sus dueños, obligándolo a correr una carrera cada quince o veinte días hasta los seis años de edad para luego ser abandonado. “Los galgos son entrenados duramente y drogados sin ningún control. Los entrenan corriendo atados detrás de motos o autos y cuando ya no les sirven para lucrar con ellos, son abandonados, tirados en la ruta o en basurales o en algunas ocasiones los matan directamente”, explica Alejandra Peralta, directora de Adoptá un galgo en Argentina, ONG que lleva seis años rescatando galgos de los descartes galgueros.

Desde 1920 se realizan carreras de galgos con fines económicos. En ellas, los perros recorren una distancia de 150 metros en nueve segundos y pueden alcanzar una velocidad de setenta kilómetros por hora. En Argentina, una de las provincias que más carreras de galgos organiza es Córdoba, más precisamente en Marcos Juárez en donde los premios van desde los dos mil hasta los doscientos mil pesos, según la importancia de la carrera. Si bien los galgueros (personas que entrenan galgos para carreras) se justifican diciendo que las carreras de galgos son un deporte, la Confederación Argentina de Deportes lo desconoce como tal ya que “en el deporte se encuentra la actividad humana en la participación y desarrollo del mismo. Por ello, las carreras de perros no cumplen con los requisitos necesarios para encontrarse dentro de los parámetros alcanzados por estos estatutos, como así también por la Ley 20.655 y sus modificatorias”.

Hace unas semanas famosos como Nicole Neumann, Paula Chaves, Úrsula Vargues, Christian Sancho y Anita Martínez, entre otros, participaron de un video para sumarse a la campaña #StopGalgueros que comenzó desde la redes sociales y a través de una petición de change.org/stopgalgueros que recibió más de 235 mil firmas. Distintas organizaciones piden desde hace tiempo que se ponga un freno a esta disciplina que contribuye con el maltrato animal; es así que en julio de 2015 un proyecto de ley impulsado por la senadora por Río Negro de la Alianza Frente Progresista, Magadalena Odarda, tuvo media sanción en Senadores y el 12 de octubre de 2016 fue tratado por la Comisión Penal de Diputados. El proyecto prohíbe en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza, y sanciona con penas de prisión de tres meses a cuatro años y multas de 4000 a 80.000 pesos al que las organizare, promoviere, facilitare o realizare.

“En Buenos Aires las carreras de perros están prohibidas en cualquier canódromo no legalizado y en este momento no existe ninguno en esta provincia. En Neuquén y Santa Fe las carreras ya fueron prohibidas y en el resto de las provincias no hay ninguna regulación. En todos los casos se viola la ley de maltrato animal y de juego clandestino. Adoptá un galgo en Argentina actúa rescatando a las víctimas de ese infierno y devolviéndoles la dignidad”, concluye Alejandra Peralta.

molder2

 

Dejá un comentario